beba von zabel
M
i búsqueda está inmersa en el hombre, en mí alrededor, en lo que pasa cotidianamente, las distintas situaciones que nos vemos obligados a vivir o las que nos llevan a comportarnos de una manera u otra.

Como el hombre actúa en masa, como puede ser convencido o expectante de una situación en particular, o como un simple individuo puede marcar la diferencia dentro de una sociedad, por más grande o pequeña que esta sea, la libertad que muchas veces no sabemos si es simulada o si realmente somos libres o si llegaremos a sentir libertad. Hablo de la Voluntad Humana por sortear distintos obstáculos y poder llegar a una meta o de su contraparte, de esa persona que solo se deja llevar por alguien de mayor dominio o poder.

De la escultura de bulto pase a las instalaciones permitiéndome relatar situaciones más acorde a lo que necesitaba expresar y mostrar.

Como en el espectador, donde la situación fluctúa en una pareja central y los prejuicios y envidas que suceden en su contingencia.

O en la obra “Paren el mundo me quiero bajar” donde lo que expresa esta ligado a lo cotidiano a la rutina en la que estamos inmersos a esa bola que se arma y uno en algún momento siempre quiere bajarse, uno se agota de la rutina de las exigencias del no disfrutar de las cosas por estar obligado a hacer otras y pide a gritos bajarse del mundo por un momento, para poder respirar y continuar el viaje.
Aquí la técnica que utilice es raku para lograr mayor contraste entre la goma de auto y los personajes.

Para algunas obras trabajé con arcilla de manganeso, aquí fue el comienzo de la ruptura con el esmalte y la técnica raku, ya que los objetos que comercializo, utilizo mucho esta técnica y distintos esmaltes entonces, me ví en la necesidad de separarme un poco de ellos para investigar otros tipos de terminaciones cerámicas.

Comencé entonces la búsqueda de otras formas que sean mas simples más despojadas, como por ejemplo en la obra “La línea de la vida” no utilicé esmaltes, la terminación de cada una de las piedras y la figura principal tienen una inmersión en distintos porcentajes de sales de cobre y hierro con horneada en atmósfera oxidante, la obra habla de la soledad del hombre de la inmensidad de lo que nos rodea de lo austero y el despojo que se tiene frente a situaciones limites, refleja el abandono, el silencio final, la angustia existencial.

Aquí partí desde el remo como objeto para la obra fue el disparador, me recordó situaciones vividas y necesité hacerle un homenaje a esa situación y reflejar algo que nos es común a todos o a la gran mayoría.

Ratones, llegar a una síntesis mayor, volviendo al juego, repitiendo un elemento, en este caso el ratón que tiene un comportamiento similar a la masa humana.

Con ellos comencé a explorar, a buscar…
diseñado por Desarrollo Visual
info@bebavonzabel.com.ar - © Beba von Zabel